David Burnett¿De dónde eres?

Soy de Phoenix, Arizona, una de las cuidades más grandes de Estados Unidos. A lo largo de mi vida también he vivido en estados como Mississippi, Kentucky, Florida, y Nueva York.

 

¿Por qué viniste a España?

Yo estudié historia en la universidad. Aparte de la enseñanza, una de mis pasiones es la historia medieval de España. Vine aquí para pasar un verano en la tierra que tanto me fascina cuando conocí a María, mi mujer. Desde entonces vivo aquí en Madrid, más contento que nunca. Me encanta la cultura, el idioma, y sobre todo, la gente de España.

 

Hay tantos profesores de inglés en Madrid. ¿Por qué estudiar contigo?

Mi filosofía es sencilla. El nombre English a Medida lo dice todo: cursos diseñados para tus necesidades. En mi experiencia, la mayoría de los profesores no prestan suficiente atención a sus alumnos para saber cuáles son sus verdaderos problemas con el idioma.

A partir de la primera clase ya empezamos a concentrarnos en tus debilidades y objetivos. Nunca hay un momento en el que no sepas lo que hay que currar. Esto, combinado con la información que me proporcionas acerca de tus prioridades, constituye el eje del curso.

 

¿Qué calificaciones profesionales tienes?

Soy miembro de IATEFL, la asociación internacional de profesores de inglés como idioma extranjero. Tambien tengo el CELTA, el certificado emitido por la universidad de Cambridge que me autoriza a enseñar el inglés como segundo idioma a los adultos. Es la certificación más reconocida por todo el mundo.

Aparte de eso, soy creyente en la formación continua. Siempre estoy leyendo algún libro que otro acerca de la enseñanza. Mis intereses profesionales son  la pronunciación, la mejora del oído y la cultivación de la fluidez.

 

¿Tienes experiencia?

He dado clases en empresas diversas como Telefónica, Hearst Magazines, y Airbus. También he impartido clases en academias, preparándo a estudiantes para exámenes o ayudándoles a mejorar su nivel de fluidez.

Mientras he hecho un poco de todo, me he esforzado en forjar un método especialmente apto para las clases particulares.

 

Veo que garantizas tus clases. ¿Por qué lo haces? ¿No te da miedo que la gente se aproveche de ti?

Garantizo mi trabajo porque creo que es justo. Contratar a un profesor es una apuesta. No sabes si te va a tocar una calamidad o un crack.

Me esfuerzo por mejorar constantemente y refinar mis métodos con el fin de hacerte aprender lo más rápido posible y sin darte la lata. Si no lo consigo, no merezco tu dinero.

Es así de sencillo.